20 mar. 2009

señor martini y la burbuja del tiempo

Mientras el tiempo corre, el invierno se ve desplazado por la primavera y la naturaleza despierta perezosamente de su letargo hibernal, estamos inmersas en una pequeña burbuja en la que sólo el señor martini nos marca las horas y nos devuelve a la realidad.




Nada más cerrar las puertas el día 12 de febrero, comenzamos a tejer. POR FIN, después de dos duros meses de investigación, de dibujo y pintura, de temores e inseguridades, después de tantos días de paciente impaciencia, de paseos densos por la historia del arte textil, y excursiones distraídas por el territorio, llegó el gran momento de montar por primera vez en nuestra vida una urdimbre en un bastidor, coger peine y punzón y dejar bailar la canilla entre los hilos de la urdimbre.












































Al principio nos colocamos todas alrededor de la gran mesa central, reminiscencia del montaje del día de puertas abiertas. Sin embargo, poco a poco, el taller se convirtió en un pequeño bosque de caballetes y bastidores, una combinación muy curiosa por cierto, ya que nos daba aún más la sensación de estar "dibujando" con hilos de color sobre el vacío.

No hay comentarios: