7 jun. 2009

entre tanto hilo......

Según vamos avanzando con nuestros tapices, se amplia la gama de colores, mezclas y canillas, de ritmos diferentes, de degradados y de hachures.


Para no hacernos un lío, sobre todo en aquellas partes que unen un tapiz con el otro, intentamos hacernos una carta de color. Dejamos en una cartulina muestras de las mezclas que utilizamos en la trama, y así, la compañera que tiene que hacer la misma en su parte del tapiz, porque el campo de color lo compartimos entre dos, sabe exactamente como conseguir el mismo color, porque cada hilo de la trama se compone de cinco cabos, y a veces cada cabo es de distinto color. Es un juego muy bonito, porque de los seis o siete verdes que tenemos, estamos consiguiendo un sinfín de tonalidades diferentes. En este juego de mezcla hemos aprendido la importancia que puede tener cambiar un solo cabo de los cinco.
.
.
..

.

.

No hay comentarios: