19 sept. 2009

ultimatum

. .
Mientras estas ocho manos laboriosas estaban ocupadas en poner los últimos hilos a sus piezas, Toñi, Esther, Aurora y María no se han quedado de brazos cruzados.


La parte del pueblo que teje Toñi está creciendo a ritmo vertiginoso, casa por casa, tejado por tejado, un puzzle de fachadas, ventanas y chimeneas. Es construcción textil, que afortunadamente se libra de la crisis del otro sector de construcción, del de piedra y hormigón.

Esther sigue sumando banderas a la fiesta, y ha dejado plasmado el ayuntamiento con el gran reloj, que refleja su sombra tardía sobre la bolera que pronto le tocará tejer.

Aurora sigue la vía del ferrocarril, ya ha dejado lo más complicado, esta almendra de vías cruzadas con la plataforma giratoria en medio. La estación de Renfe ya está y los maravillosos colores que ha elegido para el fondo de bosque y pradera hace que el entramado de blancos, grises, marrones y negros luzca más con cada pasada.


María ha terminado la barandilla que separa la calle mayor de la vía de tren y de la fábrica, lo que la vale para introducir un juego precioso de naranjas y turquesas.

Más adelante os enseñaremos paso a paso como están creciendo estas cuatro piezas del centro, pero ahora mismo, debemos centrar la atención en lo que está pasando en los bastidores de inés, ana, cristina y montse.

Ya veréis en las próximas entradas........

.

No hay comentarios: