28 ene. 2009

La transformación


Cuando empecé con mi árbol platanero, lo primero que sentí fue mucha angustía, ya que no sabía ni por donde empezar. Pero día a día iba transformando mi dibujo, no en relación a un platanero normal, sino que el mío era persona, pie y mano. Para mí, mi árbol es fuerza, trabajo y persona que mira más allá que uno mismo.









No hay comentarios: